CONTRATACION A HONORARIOS.

 
Presentación del problema.
Muchas veces nuestros clientes nos consultan sobre la posibilidad de contratar personal a honorarios, dados los menores costos y obligaciones que se generan.  No cabe duda de que si ello fuera posible indiscriminadamente,  "flexibilizaría" la contratación de personal. Por otro lado, la tendencia de externalizar ciertos servicios, de trabajar con jornadas parciales y la posibilidad de realizar trabajos desde el domicilio, entre otros hechos nuevos, hace surgir  dudas razonables sobre este tema. 

Punto Clave:  El vínculo de subordinación o dependencia.
Cualquier actividad laboral que se realice bajo un v ínculo de subordinación y dependencia da origen a un contrato de trabajo y queda regida por las normas del Código del Trabajo, generando para el trabajador todos sus derecho típicos, como ser: límites de jornada de trabajo, descansos, vacaciones, indemnizaciones, etc.  Es decir, la existencia de un contrato de trabajo regido por las normas de Código del ramo depende de un HECHO, de una situación OBJETIVA: la existencia del vínculo de subordinación o dependencia.

No depende de la intención de las partes, ni del nombre que las partes le den a la relación. Es por eso que  para decidir si una persona puede ser contratada a honorarios hay que ver si el trabajo lo realizará bajo vínculo de subordinación y dependencia, o no. Si no hay tal vínculo, podrá ser contratado a honorarios. Lamentablemente, la ley no ha definido lo que es vínculo de subordinación o dependencia.  Han  sido la jurisprudencia administrativa y judicial, la que ha señalado cuáles son los elementos de hecho que supone este vínculo. 

Se resumen a continuación:

  • El trabajo se realiza en forma continuada en las dependencias de la empresa.
  • El trabajador tiene obligación de asistencia regular.
  • El trabajador debe cumplir un horario.
  • El trabajador se subordina a la dirección del empleador: cumple órdenes, es supervigilado y controlado, etc.

Por lo tanto, tenga presente que si el trabajo se va a realizar en dichas condiciones, no se debiera  contratar a honorarios.

Que trabajadores pueden trabajar a honorarios?

Muy simple: aquellos que  se realizan sin vínculo de subordinación y dependencia. El código civil contempla tres tipos de contratos que pueden realizarse bajo régimen de pago a honorarios:

  • El mandato, mediante el cual se confía la realización de ciertas gestiones a otra persona.
  • El contrato de confección de obra material, por el cual una persona se compromete a realizar una obra por cierto precio. Su objeto es el producto final, por ejemplo: un cuadro.
  • El arrendamiento de servicios,  que es lo más parecido al contrato de trabajo y por el cual una persona se compromete a prestar un servicio a otra por cierto precio. Obviamente, no puede ser bajo vínculo de subordinación o dependencia.

En la práctica en las empresas se contratan a honorarios a vendedores, cobradores, prestadores de servicios esporádicos, como gásfiter, jardineros, pintores, etc. Profesionales, como abogados, contadores, programadores computacionales, diseñadores, asesores de todo tipo, etc.. Este tipo de contrataciones no tiene ningún problema. 

Puede una persona estar contratada como dependiente, y al mismo tiempo prestarle servicios a la empresa a honorarios.?
Sí puede, no hay impedimento legal. Sin embargo, debe tratarse de labores distintas. La actividad que dé origen a la contratación a honorarios no debe realizarse bajo vínculo de subordinación y dependencia. Por ejemplo, puede ser una persona que en la mañana realice labores administrativa, y en la tarde ejerza como vendedor fuera del negocio.

En caso de conflicto, quién decide sobre el tipo de relación que se ha establecido  con el trabajador?
Si bien la Dirección del Trabajo tiene la facultad de interpretar las leyes, esta interpretación es válida solo para su personal. No obliga, necesariamente, a todos. Por eso, pensamos que en caso de un conflicto en que se discuta si el trabajo da lugar a contrato a honorarios o es contrato de trabajo,  sólo pueden decidir un tribunal de justicia. La Corte Suprema ha dicho: "Si el empleador y terceros, han celebrado contratos de prestación de servicios a honorarios, la Dirección del Trabajo no puede recalificar dichos contratos, estableciendo que se trata de obligaciones laborales, obligando al recurrente, bajo pena de sanción pecuniaria, a escriturar contratos de trabajo"". Este proceder, dice la Corte, vulnera garantías constitucionales. (24.04.2003).  Sólo los tribunales pueden decidir sobre el tema. (No olvidar que las sentencias sólo tienen valore respecto del caso en que se están pronunciando) 

Por otra parte, debe tenerse presente que existen muchas sentencias en que las Cortes ha calificado una relación laboral como sujeta a Contrato de Trabajo, pese a que las partes, trabajador y empleador, han firmado Contratos a Honorarios, han emitido boletas, etc. La razón es muy simple. La situación de HECHO analizada por el tribunal, permitió concluir la existencia de vínculo de subordinación y dependencia. Cuando eso ocurre, el empleador debe hacerse cargo, por todo el período,  de las obligaciones no cumplidas, como ser:  imposiciones, vacaciones, indemnizaciones, etc.  

En Resumen: Tenga Presente:

  • Según la ley,  para contratar personal a honorarios NO debe existir vínculo de subordinación o dependencia.
  • Son los Tribunales de Justicia (no la Inspección del Trabajo) quienes pueden calificar el tipo de relación laboral que existe. Para ello debe haberse interpuesto una demnada.
  • Probado en el Juicio el vínculo de subordinación o dependencia, el empleador debe responder de todas las obligaciones del período.
Como se ve, la contratación a honorarios, si no corresponde, reviste un  serio riesgo.

 

 

Catedral 1233 Of. 407, Santiago. Fonos: 6884647 - 6884648 - 6716533 correo:carloscid@cidmarti.cl
Programas de Contabilidad Hosting Diseño Web